Soren Kierkegaard and The Psychology of Anxiety



"Así como podría decir el médico que no hay una persona enteramente sana, podría también decirse, conociendo bien a los hombres, que no existe ni una sola persona exenta de una desesperación, un conflicto interno, una desarmonía, un temor sobre algo desconocido y que ni siquiera se atreve a llegar a conocer, una ansiedad de algo externo o un temor a sí mismo… una ansiedad inexplicable" El título del poema de W. H Auden de 1947: "La Era de la Ansiedad" es seguramente una de las frases mas apropiadas para capturar el ambiente que se vivía en esos tiempos Los trastornos de ansiedad son uno se los padecimientos sicológicos más comunes de hoy en día. Aún así, para aquellos que no los padecen inclusive, sentimientos moderados de ansiedad persisten a menudo durante gran parte de nuestro día. La mayoría opina que la ansiedad es un estado emocional sin valor positivo, y en consecuencia muchos intentan aliviar sus sentimientos de ansiedad mediante frenéticas acciones, estimulantes distracciones o mezcla de drogas recetadas y recreativas. Sin embargo, aquellos que se han dedicado a estudiar esta emoción, han encontrado que el papel que juega esta emoción en nuestras vidas no es tan claro y simple. "No hay duda que el problema de ansiedad es un punto nodal en el cual las mas variadas e importantes preguntas convergen, un acertijo cuya solución arrojaría un torrente de luz sobre toda nuestra existencia mental." En este video intentaremos vislumbrar el problema de la ansiedad recurriendo a las ideas del gran filósofo danés Soren Kierkergaard Para comprender la ansiedad, es útil contrastarla con el miedo, que son respuestas emocionales a las amenazas percibidas. Sin embargo, los tipos de amenaza que desencadenan estas emociones son diferentes. El miedo generalmente se desencadena por una amenaza que conocemos y que se encuentra en algún objeto o situación externa. La ansiedad, por otro lado, consiste en la sensación de estar amenazado pero incapaz de saber de dónde surge el peligro. La fuente de nuestros temores generalmente puede ser localizada, pero la ansiedad, en palabras de Rollo May, "nos ataca por todos lados a la vez" Por lo tanto, el miedo agudiza los sentidos y nos prepara para una reacción de fuga o lucha, mientras que la ansiedad, dada su causa desconocida, paraliza los sentidos, inhibe la acción y nos deja ajenos a cómo disminuir nuestra incomodidad Debido a la desorientación involucrada, hacer frente a la ansiedad severa es una experiencia agonizante. La mayoría de las personas, sin embargo, se libran de las torturas de la ansiedad severa, pero pocos pueden escapar de la forma más leve de ansiedad que impregna el fondo de nuestra existencia diaria. Para diferenciarlo de la ansiedad severa, esta forma más común a veces se llama "angustia" o "ansiedad existencial", y en lugar de intentar aliviarla, Soren Kierkegaard considera que es un ingrediente indispensable en una vida que se desarrolla con todo su potencial. "Si el hombre fuera una bestia o un ángel, (escribió) no podría sentir ansiedad". Como él es a la vez bestia y ángel, puede estar ansioso, y cuanto mayor es la ansiedad, mayor es el hombre ". (Soren Kierkegaard, El Concepto de la Ansiedad) En su libro "El Concepto de la Ansiedad" Kierkegaard sugiere que nuestra capacidad para sentir ansiedad existencial emerge con el nacimiento de la autoconciencia. En nuestro estado de infancia, el crecimiento implica la actualización de los potenciales latentes dentro con poca o ninguna reflexión consciente o elección de nuestra parte. En cierta etapa del desarrollo, despertamos a la autoconciencia, o para ponerlo en términos simbólicos representados en el mito de Adán y Eva, comemos el fruto prohibido del conocimiento y tomamos conciencia no solo del bien y del mal, sino de la posibilidad de libertad. Empezamos a comprender las innumerables posibilidades que tenemos ante nosotros, y vemos cómo la búsqueda de cada una de ellas abriría una puerta hacia un desconocido diferente. Esta conciencia de libertad en medio de un número casi infinito de posibilidades genera ansiedad. O como lo expresó Kierkegaard: la ansiedad es "el mareo de la libertad". Kierkegaard compara el mareo que se siente frente a una posibilidad ilimitada con un hombre parado al borde de un acantilado sobre un abismo. Junto con el miedo de caer accidentalmente a su muerte, experimenta ansiedad al darse cuenta de que es libre para saltar. Frente a todas las posibilidades de la vida, nosotros también nos encontramos en un acantilado metafórico sobre un abismo, conscientes de "la alarmante posibilidad de poder" (Kierkegaard). Entendemos que es nuestra libertad ante la posibilidad, o nuestra capacidad de saltar si así lo decidimos, lo que nos otorga control sobre nuestro destino. Pero nos sentimos ambivalentes con esta libertad. Nos atrae el poder que nos otorga, pero repelido por las demandas y confusiones que nos impone. Y entonces solemos alejarnos de la libertad y negar su existencia, o, como dijo Kierkegaard, "captamos la finitud" (Kierkegaard). Vivimos como si el mundo y nuestra situación en él estuvieran vinculados e inmunes al cambio. Esto puede servir para aliviar la ansiedad, pero a costa de nuestro crecimiento. Para avanzar en la vida es necesario estar abierto a las posibilidades, pero esto implica experimentar el mareo de la ansiedad. Sin la capacidad de coexistir con la ansiedad y actuar en presencia de ella, no podríamos perseguir riesgos, explorar lo desconocido y determinar los límites de nuestras capacidades. No podríamos permanecer abiertos al futuro y elegir entre las posibilidades que se nos presentan, ni poder utilizar nuestro poder para crear nuevas posibilidades que nunca antes han visto la luz. "Aprender a conocer la ansiedad (escribió) es una aventura que todo hombre tiene que afrontar … Por lo tanto, quien aprendió correctamente a sentir ansiedad ha aprendido lo más importante". (Soren Kierkegaard, The Concept of Anxiety) Pero si decidimos huir de nuestra libertad en un intento de librarnos de la ansiedad, evitando las posibilidades que nos esperan, sucumbiremos a la desesperación. Una vida sin posibilidades y libertad es estéril, genera estancamiento y nos libra de la esperanza de un futuro mejor. Por lo tanto, dado que la posibilidad y la libertad solo son posibles con la presencia de ansiedad, sería aconsejable prestar atención al consejo de Kierkegaard y aprender a estar ansioso de la manera correcta.
O como explica el psicólogo James Hollis: "Por lo tanto, nos vemos obligados a tomar una decisión difícil: ansiedad o depresión. Si avanzamos, como insiste nuestra alma, podemos estar inundados de ansiedad. Si no avanzamos, sufriremos la depresión, la presión del propósito del alma. En una elección tan difícil, uno debe elegir la ansiedad, ya que la ansiedad es al menos el camino del crecimiento personal; la depresión es un estancamiento y una derrota de la vida ". (James Hollis, Swamplands of the Soul)

25 comments

  1. On our website we now provide a gallery (and links to the source) of all the art work used in the videos. View the art work used in this video here: http://academyofideas.com/2018/02/soren-kierkegaard-psychology-anxiety/

  2. Difference of euro perspective…anxiety is oppressive not exciting and motivating because of insecurity of survival as an individual.

  3. Balance anxiety is needed physically mentally to survive, homeostasis of subconscious with conscious..autonomic response

  4. Great video!

    Nice to see you quote James Hollis. I've read all his books and seen him speak about 5 times over the years (he's an excellent speaker, btw, if anyone out there has a chance to see him in their hometown, would highly recommend!).

  5. I don't know what his lifestyle choices were but I would add healthy nutrition, vigorous exercising and minimal media & social media exposure to the mix. Probably would lessen that anxiety cool people choose. Not sure if it's the best way to live to just spin some concepts in your head and ignore taking care of your body. Spin 'em and get jacked I say!

  6. It is good to remember that one is not on the cliff edge alone,that conscious humanity is together in these experiences.Thank you very much for your videos,inspiring work.

  7. As someone who has overcame a great deal of anxiety, I believe being present is the best medication. Learning to be aware of your surroundings & self, not anxious about the future nor worried about the past but taking in each moment inhaling and exhaling reminding oneself that nothing even matters. We're just people having an experience before we pass.

  8. For me the anxiety that Soren is talking about is the anxiety of your first day in middle school or the anxiety of starting a new business and the doubt starts to creep in or someone challenging their own core values. Then there’s the social anxiety which is probably still the same thing, where people feel they’re being judged or stared at etc. I think that manifests when people actually do think they need some improvement but don’t act on it . Also I’ve noticed a trend in people today they claim to suffer from some anxiety or something along the lines but I feel it’s a claim to individualism. This is my opinion i don’t suffer from anxiety unless it lands along the lines of the first thing I mentioned.

  9. Wow. "Unless you're an angel or a beast, anxiety will be part of all human existence in some form. " The acceptance that everyone experiences that brings peace.

  10. I am coming more and more to the conclusion that suffering is to be pursued – not just endured where it arises, but actively pursued – if one wants to become great

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published